Dec 3, 2013

Experiencias de una madre en la educación uruguaya...



Hace un par de meses recibo este mensaje en el celular, y en ese momento me decidí a escribir esto...
Me consta que hace tiempo que Sofia mi hija, 14 años  (que en realidad no se llama asi, pero para que no me mate por esto...digamos que si ;),  se aburre en las clases. Pero este mensaje que recibí un día cualquiera mientras yo trabajaba y ella estaba en el liceo, me mató.

El problema (o no) es que la entiendo demasiado bien! Eso mismo me pasa a mi en algunas reuniones de trabajo o en presentaciones de gente que no sabe hacer presentaciones... Me pasaba también en el liceo, en la facultad.


Se que la educación pública tiene problemas y muchísimos más que la privada. Voy a hablar de esta última porque es lo que conozco de primera mano y sufro un poco. Puede sonar raro que me queje de la educación privada, no? Pudiendo pagar y estando mil veces mejor que la pública.... Pero creo que algunos de los problemas van más allá del valor de la cuota. 

Cuento algo de mi experiencia con la educación como madre, con unas anécdotas personales, pero que en realidad transparentan alguno de los problemas que existen hoy.

El preescolar, el paraíso

Era el año 2001 y mi hija por cumplir 2 años empezó el preescolar. Era el primer día de clases y caminábamos las 2 de la mano hacia allí. Ella con chupete, yo con un nudo en el estómago. Nos cruzamos con una señora, que nos mira, se para y dice con voz de lástima: ahh tan chiquita y ya va a la escuela! El nudo de mi estómago se multiplicó por 1000, pero seguí caminando como pude.
Era la primera vez que ella pasaría del entorno con personas que conoce desde siempre, desde que nació, a un ambiente donde no conoce a nadie.
Sin embargo, Sofía se adaptó muy bien a este cambio.

La vida preescolar fue fantástica. Para ella y para mi.
Todo me parecía bueno, natural, que fluía con la naturaleza de los chicos. 
Ella se divertía, aprendía cosas, a trabajar con otros, aprendía jugando, desde la experiencia, en un espacio desestructurado y variado. Ella era feliz, yo también. 

Hasta que empezó la escuela…

Con la escuela, se terminó casi todo el juego, la variedad, la desestructuración. Empezaron los deberes!
La maestra y la dinámica cambió.
Odié ese cambio.

El preescolar era 20% de clase, 80% de hacer proyectos y juegos.

La escuela era 80% dictado de clase con chicos con las colas en sus bancos y maestras que mandaban tareas que normalmente tenían una única solución válida.

Tenemos un preescolar excelente, una primaria regular, y un liceo muy malo. 

El preescolar es sinónimo de aprender jugando y  haciendo,  aprender teniendo en cuenta el interés de los chicos y su naturaleza,  de entender el mundo como algo integral.

La escuela pierde gran parte del juego y del aprender haciendo, sobre todo a partir de 4 o 5to de escuela. Sin embargo mantiene la relación maestra-alumno y el aprendizaje integrado.

El liceo pierde las pocas cosas que le quedaban a la escuela. 


La revolución Rusa y otras yerbas

Era el año 2010, Sofía en 6to año de escuela, con 11 años.
Un día siento un grito de su cuarto: “Maaa ¡tengo que estudiar esto y no entiendo absolutamente nada!



Yo, madre ingeniera, lectora, ex docente le dije con aires de suficiencia…. tranquila... dale que yo te ayudo. Tomé el libro que estaba leyendo (foto a la izquierda, libro oficial de primaria) y eran solo 4 o 5 hojas que tenía que estudiar. Por suerte tenía el tiempo y el conocimiento para poder ayudarla. (en realidad eso creí....)

Comencé a leer y cuando iba por la mitad de la primer carilla me di cuenta que no estaba entendiendo lo que leía.  Volví al principio, me
 concentré al máximo....y lo mismo. Así unas 3 veces, hasta que al final declaré: “Sofi, ¿sabes qué? Yo tampoco entiendo nada!”

El libro era incomprensible  para una chica de 11 años, pero también para una de cuarenta y tantos, ingeniera, lectora y que hace cosas difíciles todos los días.

Renuncié al libro. No importa, eran solo unas pocas páginas, algo seguramente yo se y de ultima tengo google y mil recursos en la red.
¿Qué temas eran?: Las guerras mundiales, la revolución rusa, el socialismo, bolchevismo.  
Comencé a explicarle lo que sabía del tema, simplificándolo a su máxima expresión.  Miraba su cara y tenía impresa una expresión de desconcierto total, avanzaba en mi explicación y no lograba sacarle esa expresión de su cara. Me entreveraba en mis propias palabras, buscaba formas mas fáciles de explicarle... nada, esa cara seguía allí.

Después de un rato y varias idas y vueltas.. reaccioné: Esto es casi imposible... ¡cómo miércoles le puedo explicar a una niña de 11 años todos esos conceptos! 
Se necesita mucho conocimiento previo que no tiene para entender un poquito nomás de todo eso. Intenté simplificarlo al máximo, pero obviamente no logré que entendiera un pepino...


Al escribir esto, busqué el libro pero no lo encontré, lástima. Quisiera copiar aquí una carilla de ese libro para que experimenten lo que digo.  Lo que si copio es la parte del programa de historia que intentaba ser explicado en esas pocas páginas, que además  es una ínfima parte del programa de historia de sexto. Creo que da una idea. 
Me parece un disparate eso en el programa de 6to, un disparate el alcance que se le quiere dar, un disparate como está presentado en el libro. (perdón, pero es un disparate :))

Esta escena se repitió varias veces en los últimos años.



El álgebra de Boole y la máquina de Turing ¿?!

Ya en 1ero de liceo, le tocó uno de sus primeros escritos del liceo y  era de ... de informática!. En algún momento de ese día, siento el maaaaaaaaaaa!! con unos cuantos decibeles… Me acerco y me dice  “no sé como me voy a estudiar esto! Es imposible!”  
Yo le digo: “tranqui, es informática, estas de suerte, yo de esto si que sé. ¿Qué tenes que estudiar?” (no aprendo más!!!)
Me mostró un papel en blanco y negro que el profesor le había dado, e
ra una hoja largaaa de las de oficio, llena de principio a fin de texto, solo texto y blanco y negro. 

En cada renglón tenía: fecha, acontecimiento. Así linea a línea, a lo largo de toda la hoja Empezaba como por el 1800 y terminaba en nuestros días. 


Algunas líneas que me acuerdo algo: (+ la wikipedia que me ayudo a recordar)


1801 - El francés Joseph Marie Jacquard utilizó un mecanismo de tarjetas perforadas para controlar el dibujo formado por los hilos de una máquina de tejer.

….
1837 - Charles Babbage describe la máquina analítica.
…..
1854 - El lógico inglés George Boole publica su Álgebra de Boole
……
1879 - Herman Hollerith es contratado para el censo estadounidense y desarrolló un sistema de cómputo mediante tarjetas perforadas .....1906 - El estadounidense Lee De Forest inventa el tubo de vacío
….
1936 - Alan Turing describe la máquina de Turing, la cual formaliza el concepto de algoritmo.
…..
1944: Se construyó en la Universidad de Harvard, la Mark I.

...varias líneas más, hasta el 2000 por ahí…



Después de ver eso, le pregunté, medio irónicamente, ya sabía la respuesta: Sofi, hablaron algo de lo que es el álgebra de boole, o la máquina de turing? Sabes que es un tubo de vacío? No, me dice. 

Me enojé, me enojé mucho. ¿cómo a alguien se le puede ocurrir que puede importar o aportar algo saber en qué fecha ocurrieron cosas que no se sabe que son?!

Imagínese que yo le digo a ud. en el año 1840 se inventó el albuquerque redondo a presión, en 1945 se perfeccionó la rótula enmascarada pivotal... y así sigo sucesivamente año tras año, desde 1840 a la fecha, y usted se lo tiene que estudiar y para mañana?!


Esa noche no pude dormir de la indignación, en serio….no dormí.
Me sentí 
estafada en tiempo, esfuerzo y en plata (en ese orden)

Por supuesto que eso así no se lo estudió. Ni me acuerdo como le fue en ese escrito, pero realmente no importa. 



¡Odio las matemáticas! 


Ese mismo año,  Sofía estudiaba matemáticas para un escrito y escucho a viva voz las palabras del título.

La foto a la izquierda es exactamente la carátula de su cuaderno de matemáticas del año pasado (revolví todo para encontrarlo ...)



Volviendo al día en cuestión, me acerqué a ella  y le dije:  Sofía, mirá la cosa es así:  odias las matemáticas solamente porque no las entendes. pero no te preocupes, yo te voy a ayudar y vas a ver que en un rato entendes todo (sigo sin aprenderr!!) 
Me puse a ver que estaba dando y era álgebra, arrancaban con todas las abstracciones iniciales, la variable x, el “para todo”, el “si y solo si”, y esas cosas. 

Comencé a explicarle y cuando terminé, silencio del otro lado. Me mira y me dice “no entendí”.  No, pensé, no puede ser. Me considero buena explicando cosas complejas en forma simple.   Voy de nuevo recargando técnicas y claridad, idem.. Así varios intentos.

Me di cuenta después de un rato lo que pasaba... No estaba preparada para ese nivel de abstracción, en la escuela no la habían preparado para eso. Un par de años después, una directora del liceo me mostró las evaluaciones de los chicos al entrar a 1ero de liceo para evaluar el nivel que esperan y la enorme mayoría no tenia el nivel requerido en matemáticas y ciencias para 1ero de liceo. Hablo de mismo colegio, mismos chicos.

Pasaron un par de meses y no tuve más noticias de sus matemáticas.
Las notas que llegaban en matemáticas eran realmente buenas, pero ella seguía con su odio a las mismas. (abajo la documentación corresponiente..;) 



Un día Sofía me pidió ayuda en algo de matemáticas. Después de un rato de ayudarla, me di cuenta que en realidad .... sabía muy poco de matemáticas! En serio!, no sabía cosas fundamentales para su nivel. 


Pero lo malo no era que no lo supiera, lo malo era que no lo supiera y que así aun tuviera BUENA NOTA!   
Un programa malo, un profesor malo y que además él mismo define contenido y nivel de los escritos y él mismo los corrige, es una pésima combinación. Los chicos siguen pasando y cada vez aprenden menos.

Hay una articulo interesante que comienza con esta pregunta: 
¿cuál es el año más importante de toda la vida académica de una persona?
Respuesta: 3er año de escuela. 
La explicación es que en esa etapa los niños pasan de aprender a leer (decodificar) a leer para aprender (compresión lectora). Los chicos que no aprendieron bien a leer ese año, van a adquirir menos conocimiento y vocabulario de su lectura el siguiente año, lo que hace que cada vez entiendan menos. En algún momento esto se vuelve casi irrecuperable. (El “Mathew Effect” en educación)


En matemáticas pasa algo similar, si no aprenden bien un año, al siguiente aprenden menos, hasta que luego la matemática pasa a ser chino básico y emerge el odio...

Esto hace que sea muy grave tener un mal profesor durante un año entero, se vuelve muy difícil de detectar y recuperar. 
 La matemática es ladrillo sobre ladrillo.

 

Me sentí nuevamente estafada en tiempo, esfuerzo y plata, y también en ese mismo orden.

Hay más anécdotas que podré ir contando… en la medida que me enoje lo suficiente… o que vea que pueden aportar algo, o concientizar o  lo que sea.


Hay mucho para trabajar en educación, pero si tengo que poner un orden, éste es mi orden:

1. La capacitación de los docentes.

2. Conseguir a los mejores para la docencia. ¿Cómo?
Una es sueldo y prestigio para los docentes, pero quizás hay otros caminos…
Alvin Toffler da algunas otras ideas, por ejemplo: ¿Por qué las clases deben darlas solo los docentes? Hay mucha gente del mundo empresarial que tiene mucho para aportar, y los docentes además deberían pasar un tiempo en el mundo empresarial.  Deberían compartir la docencia con el trabajo profesional.

3. Los programas.
Los programas actuales son realmente malos y no hay libertad para variarlos.

4. La dinámica de las clases.
Las actuales son un embole, orientémosla a proyectos, conectémosla con algo de la realidad de los chicos. Hace poco leía a Tolucci que decía que la mejor forma de estudiar la historia era de adelante para atrás. Que los chicos estudien la historia de sus abuelos, de sus vecinos, de sus barrios, cosas conectadas con su realidad! Que partiendo así, ya se interesarán por la historia más antigua.

4. El material.
Los libros uruguayos son malos, son hechos por gente sin formación para hacer material de estudio.

5. Las materias.
¿Es necesario 13 materias en 1ero de liceo, desconectadas entre si?

6. La cantidad de profesores.
Aunque sean 13 materias, ¿por qué 13 docentes? Un mismo profesor puede dar matemáticas, física y química en el ciclo básico. Es más importante la forma, la conexión de las materias, la calidad docente, el conocimiento de los alumnos, que el contenido propiamente dicho.

English



Por esto que voy a decir, algún amigo maestro o docente de español ya no me quiere... pero una cosa que vengo notando es  que en algunas escuelas y liceo bilingues que conozco, las parte de inglés es significativamente mejor que la de español.

Mismos chicos, mismo instituto, similares sueldos docentes, pero mejor motivación, mejores resultados.

No se exactamente la razón, pero puedo tirar algunas teorías que creo que no están muy lejos..., luego de experimentar  y charlar con estudiantes y docentes.

- Los programas de inglés (materias de contenidos) son mejores. Por lo que vi hasta ahora, es asi.

 - El material de estudio ni que hablar! Los libros de inglés (science, history, literature, business) son realmente un placer. No hay ningún misterio, los libros de inglés estan hechos por un equipo de personas, capacitados en escribir libros de estudio. En español acá, los escriben maestros y profesores, sin formación específica para ello.

- Los docentes de inglés parecen mejor preparados con mentes más abiertas, Ojo dije "parecen" según mi experiencia, no se si realmente es así. Las clases de ingles son más dinámicas, no se la razón. 


- Los docentes de inglés son evaluados.  Por lo menos en los colegios donde dan exámenes internacionales, los cuales son corregidos por otros docentes. El resultado de los chicos en estos exámenes dicen mucho del profesor.

- Sofía y sus amigas se motivan mucho más con las clases de ingles de contenidos que con las de español. Por algo será. (y eso que son materias más complicadas simplemente por no ser en su lenguaje nativo)

Terminando esto que quedó largo...


Son muchísimos recursos invertidos por muchísimas personas en educación: alumnos, profesores, direcciones, padres, todos con la mejor de las intenciones y esfuerzo, pero que no están dando un resultado ni de cerca aceptable.


Yo estoy dispuesta a aportar desde mi lugar todo lo que pueda, primero (a pesar que me daba un poco de pereza) escribir esto para concientizar, contar mi experiencia por si sirve para aportar algo nuevo. 

Como dijo alguien, el día del patrimonio está muy bien, pero nuestro mayor patrimonio son los jóvenes, y lo estamos perdiendo. 




5 comments:

José Enrique D'Ottone Clemenco said...

Muy buen análisis, Mayda.
Coincido en prácticamente todo y creo que hay dos problemas fundamentales, de cuya resolución dependen todos los demás.
1.- Los cursos tienen programas muy parecidos a los que teníamos vos y yo, varias décadas atrás. Totalmente desfasados de la realidad y dinámica actuales y llenos de ítems completamente inútiles para un ciudadano promedio de este mundo. Se trata de aplicar un molde único a todos los chicos, sin tener en cuenta sus habilidades y debilidades.
2.- No se enseña a aprender, a construír el propio conocimiento a través de piezas de información elementales.

Algún día esto cambiará, esperemos que no sea tarde. Pero, para los estudiantes de las últimas décadas ¿quién se hace cargo de las consecuencias?

Ana @ Don't Fear the Ripper said...

Me encantó este artículo. Yo vivo en EEUU hace muchos años ya y tengo hijos en edad escolar, y aunque haya mas recursos aca es el mismo dilema: les enseñan a todos con la misma vara sin tener en cuenta los estilos de aprendizaje. De todos modos, puedo agregar si que los libros de texto son realmente un placer, entretenidos de leer, con muchos dibujos, fotos, graficas, el vocabulario resaltado, etc.. Cada vez que recuerdo los libros de historia con los que aprendi yo en Uruguay me deprimo. Eran un reverendo embole! En el 2014 aca el sistema va a cambiar a uno donde se hace mas enfasis en el pensamiento critico, vamos a ver si resulta...

May said...
This comment has been removed by the author.
May said...

Ana, si tal cual. Los libros de historia creo que son peores ahora que a los que vos aprendiste... son mas coloridos, pero de contenido malos realmente, apenas se entienden. Ojala tengan suerte con el plan del 2014. Saludos!

May said...

Quique hola! Si eso, los cursos son iguales a los nuestros o peores. Son larguisimos y poco profundos y bastante mal presentados... .Beso!